El Premio

Los Criterios

El Premio fomenta iniciativas innovadoras de construcción de paz por parte de gobiernos locales y es libre de cualquier partidismo político y no tiene como objetivo promover la causa de cualquier partido político o punto de vista político. La iniciativa ganadora debe visualizar cómo el gobierno local evitó conflictos, promovió el diálogo o garantizó el desarrollo inclusivo y sostenible en determinada situación de (post)conflicto. 

Receptores y proyectos elegibles

El premio está abierto para honrar a gobiernos locales que (a) ellos mismos trabajan por la paz y la resolución de conflictos en su propia área, o (b) proporcionan asistencia positiva a gobiernos locales en zonas de conflicto (que incluyen situaciones pre y post-conflicto, véase abajo). 

El Premio de la Paz será otorgado al gobierno local (como entidad corporativa) -no a individuos- cuyas iniciativas o actividades merecen este reconocimiento.

Puede haber casos en que los gobiernos locales trabajen conjuntamente en una iniciativa de paz, y en tales casos, el premio podría adjudicarse conjuntamente a todos ellos. Esto puede incluir, por ejemplo, la cooperación entre un gobierno local afectado por un conflicto y su ciudad socia externa.

El Premio de la Paz estará abierto a cualquier gobierno subnacional que sea considerado dentro de la interpretación de CGLU del término "gobierno local". En términos generales, esto significa que un gobierno local es un gobierno subnacional definido como tal por la Constitución o la legislación del país.

Cualquier actividad/iniciativa nominada debe haber tenido lugar dentro de los 3 años anteriores a la nominación. 

Los gobiernos locales pueden haber formado parte de una asociación programática o conjunto de actividades en relación con una situación de conflicto, cuyo origen se remonta a mucho más de tres años. Esto no afectaría su elegibilidad para el Premio de la Paz, siempre y cuando las actividades para las cuales está nominado en la actualidad se refieran a los últimos tres años.

Las iniciativas a ser consideradas para el Premio de la Paz deben ser libres de cualquier partidismo político, es decir, deben de ninguna manera promover directamente la causa de cualquier partido político o punto de vista político específico.

El Alcance del Premio de la Paz

El alcance general del Premio está relacionado con actividades e iniciativas que apoyan la prevención de conflictos, la construcción de la paz, la reconstrucción post-conflicto y la reconciliación. El Premio se centrará en actividades donde:

  1. Hay un conflicto armado en o cerca de la zona de la iniciativa, sea o no reconocido formalmente como una situación de guerra, que es:
    • más severo que desórdenes civiles a corto plazo o el estado de inseguridad debido (por ejemplo) a la criminalidad, y
    • involucra la pérdida importante o amenaza de pérdida importante de la vida o la destrucción de la propiedad (ya sea pública o privada), y/o el acaso deliberado y hostil de lugares u objetos del patrimonio cultural o religioso, y/o
    • conduce (o puede conducir) a movimientos significativos de la población o una disrupción en consecuencia;
  2. Hay un peligro inminente y real de una situación de conflicto armado que se puede presentar, como se definió anteriormente; o
  3. Un conflicto armado tuvo lugar en el pasado reciente y existe una necesidad de una reconstrucción post-conflicto y/o de pasos hacia la reconciliación práctica entre los pueblos afectados.

Selección: 

Los siguientes criterios se aplican para la nominación y selección de los potenciales ganadores del premio:

  1. El impacto y la eficacia de la iniciativa a favor de la paz -cómo ayudó a evitar conflictos en la localidad. Por ejemplo, ¿cómo ayudó a minimizar el impacto de un conflicto actual, cómo ayudó a generar una reconciliación práctica efectiva entre pueblos divididos, o cuánto contribuyó a la reconstrucción post-conflicto (física, económica, social etc.) - 10 puntos.
  2. El grado de dificultad, complejidad o peligro de la situación sobre el terreno por quienes participan en la iniciativa, teniendo en cuenta la naturaleza y las consecuencias del conflicto (o el ambiente post-conflicto), o el grado de severidad del riesgo en una situación de pre-conflicto - 10 puntos.
  3. La amplia replicabilidad o potencial de aprendizaje de la iniciativa para otros gobiernos locales en otras situaciones de conflicto (incluyendo pre y post conflicto si fuera relevante) - 10 puntos.
  4. El grado de innovación o creatividad demostrada en la planificación e implementación de la iniciativa - 5 puntos.
  5. La sostenibilidad para el futuro de la iniciativa –esto difiere del impacto para evaluar el potencial a largo plazo en lugar de los efectos más inmediatos - 5 puntos.
  6. El compromiso organizacional del gobierno local nominado con su trabajo por la paz - 5 puntos.
  7. La contribución de la iniciativa a una ética de, y medidas prácticas para, la seguridad humana, así como la promoción de los valores de la democracia, los derechos humanos y la paz - 10 puntos.

En total, los criterios anteriores establecen una puntuación máxima de 55 puntos para los proyectos nominados.